Miya

Miya lidera un proyecto de reducción de pérdidas de agua en Portugal.

06 Jul

< Todas las noticias
Los contratos basados en rendimiento transfieren el riesgo del operador al proveedor, lo que garantiza beneficios económicos, financieros, sociales y ambientales.

Miya, a través de su filial INDAQUA, el mayor operador privado portugués de concesiones municipales de agua, acaba de adjudicarse un nuevo contrato de eficiencia hídrica por rendimiento en Gaia, Portugal. Se trata de un modelo contractual innovador en el sector del agua del país, que prevé la remuneración en base a los ahorros logrados y que benefician a la empresa operadora en función de la eficiencia efectiva lograda por la reducción de pérdidas de agua.

El contrato, firmado entre Águas de Gaia y el consorcio formado por Miya y SUEZ, tendrá una duración de 5 años y prevé la implementación de medidas dirigidas a la reducción del Agua No Registrada (ANR) a menos del 20% y de las pérdidas a valores del orden del 10%, con ganancias netas acumuladas para Águas de Gaia de más de 2 M€.

«Nuestro conocimiento y nuestra excelencia en la reducción de pérdidas de agua —con rendimientos en todas nuestras concesiones situadas entre de los mejores del mundo, un área en la que Miya es líder mundial– nos permite ofrecer este tipo de servicio a todas las entidades gestoras, en un sector en el que Portugal,  presenta unos resultados muy inferiores a los esperados», afirma Enrique Castiblanques, CEO del grupo INDAQUA.

Este nuevo modelo de contrato, que se suma a los firmados anteriormente por INDAQUA con el municipio de Maia y con ADRA (en la región de Aveiro), contribuirá a la estrategia de Águas de Gaia en esta materia. Las ganancias generadas por la gestión eficiente de las redes se traducen en ventajas inmediatas no solo para la operadora, en materia de sostenibilidad financiera y ambiental, pero también para los consumidores en lo que respecta a la calidad del agua suministrada y la fiabilidad del servicio. 

Con este enfoque contractual, otros municipios lusos podrIán alcanzar niveles significativos de eficiencia por encima de la media nacional, reduciendo drásticamente sus pérdidas de agua y disminuyendo los costes asociados como medio para lograr la sostenibilidad del servicio prestado. 

Cabe destacar que las pérdidas de agua siguen siendo la principal fuente de ineficiencia de las entidades gestoras de las redes de abastecimiento de agua en el servicio público, con consecuencias muy negativas para la eficiencia y la calidad del servicio prestado a los usuarios. «Por esta razón, creemos que surgirán más concursos públicos que promuevan este modelo contractual», subraya Castiblanques. 

El contrato adjudicado por Águas de Gaia, además del estudio y la implementación de trabajos de ingeniería para la reducción de ANR, prevé la construcción de los elementos inherentes a la zonificación de redes, control de presiones, sustitución de contadores y otros trabajos de ingeniería, investigación y monitorización.

En este sentido, es importante recordar que, en 2018, la media de pérdidas de Agua No Registrada en Portugal, se mantuvo en torno al 30% por octavo año consecutivo, mientras que en las concesiones de INDAQUA se logró frenar esta tendencia. Por quinto año consecutivo, se registraron niveles y pérdidas inferiores al 20%, que en 2018 alcanzaron el 14%, es decir: menos de la mitad de la media nacional. Esto significa que si el país tuviera el mismo nivel de rendimiento que las concesiones operadas por INDAQUA, (pérdidas globales de alrededor del 15%), solo en ese año, se habría evitado la pérdida de 123 millones de m3 de agua y se habría producido una ganancia económica global (correspondiente a la reducción de las pérdidas reales y las pérdidas comerciales) de alrededor de 150 M€ por año; lo suficiente para construir cerca de 2.000 km de red.